Consejos para antes,durante y después del viaje

Al salir de viaje, sobre todo a lugares exóticos y lejanos, nos exponemos a numerosos incidentes (infecciones por comer alimentos contaminados, las picaduras de determinados mosquitos…) que se pueden prevenir con sólo tomar algunas precauciones antes, durante y después de volver del viaje.  Sea cual sea tu destino vacacional, lo más importante es informarte bien y con suficiente antelación de todos los aspectos que, una vez allí, pueden afectar a tu salud o seguridad.

consejos viajero 300x258 Consejos para antes,durante y después del viaje

Consejos para viajar



Antes de salir de viaje

  • Haz una visita al médico. En cualquier caso, aunque el viaje sea a un destino cercano, es siempre recomendable visitar al médico de cabecera antes de partir, sobre todo si padeces alguna enfermedad crónica, por leve que sea. Debe hacerte un informe al respecto que especificque la medicación que tomas habitualmente. Pídele también que te haga recetas suficientes para cubrir todo el tiempo que duren tus vacaciones.
  • Infórmate de qué documentación sanitaria necesitas. Comprueba con la Seguridad Social si es necesario realizar algún tipo de trámite para asegurarte la atención médica, en caso de requerirla, allí donde vayas y no olvides nunca coger tu tarjeta sanitaria (puedes solicitar la tarjeta sanitaria europea). Si eres socio de alguna mutua, pregúntales qué documentación deberías llevar contigo para que te atiendan llegado el momento estés donde estés. Por otro lado, piensa que cuando se contrata un viaje, no sale demasiado caro contratar también un seguro médico que puede ahorrarte algún que otro disgusto. Si lo haces, infórmate bien de lo qué situaciones cubre y cuales no.
  • Otra documentación: pasaporte, carnet de conducir, dni… revisa la fecha de caducidad.
  • Pregunta sobre las vacunas de las condidiones sanitarias de tu lugar de vacaciones. Si vas a viajar a un país tropical o subtropical, unos meses antes debes ponerte al día sobre las vacunas que tienes que ponerte. Algunas son obligatorias para entrar en determinados países y otras muy recomendables en función del destino, del tipo de viaje, del alojamiento, de la duración… Lo mejor es acudir a un centro de vacunación internacional. Los hay en todas las grandes ciudades.
  • Qué debes llevar en tu botiquín de viajero. Cualquier botiquín de viaje debe incluír siempre, como mínimo, medicamentos para atajar las dolencias más frecuentes (dolores varios, diarrea, resfriado, fiebre, mareos…) y material para realizar curas. Inluye también repelente de insectos si lo crees necesario.
  • Panifica bien el equipaje: si llevas varias maletas, te aconsejamos repartir el calzado, la ropa y la de vestir entre ellas, por si se extravía una maleta, siempre tendrás otra de la que echar mano bien surtida. Por si tuvieras mala suerte y se extraviara todo tu equipaje llévate en el bolso de mano un pequeño “kit supervivencia para viajeros” muda, una chaqueta o sudadera de abrigo y algúnos enseres de aseo básicos.

Durante el trayecto

Cómo evitar el síndrome del viajero. En viajes largos, la escasa movilidad al ir en avión, o tras viajar muchas horas en tren, autobús o coche impiden la correcta circulación, y acabamos sintiéndonos entumecidos y con dolores musculares.

  • Hay que evitar llevar ropa ajustada y sentarse con las piernas cruzadas.
  • Además conviene realizar ejercicios con los pies (moverlos circularmente hacia adelante y hacia atrás) durante el trayecto.
  • Intenta no quedarte mucho rato en la misma postura. Si vas en avión o tren, cada dos horas date un paseo por el pasillo para estirar las piernas. Si vas en coche o autobús, aprovecha todas las paradas para caminar.
  • Evitar evitar los mareos en el barco. Si viajas en barco, el mejor lugar para evitar los mareos es la parte alta y la popa (hacia atrás). A la hora de escoger asiente, decídete por los centrales, en una posición más o menos equidistante de estribor y babor (los dos lados del barco) para sortrear mejor el balanceo lateral.  No fijes la mirada en objetos cercanos porque notarás más los movimientos del barco.  Es preferible mirar al horizonte.  (Si eres propenso al mareo puedes tomar pastillas o chicles antimareo que encontrarás en cualquier farmacia).

En el destino

  • Vigila lo que comes: alimentos en puesos callejeros, lácteos sin garantías o produtos alimenticios crudos, no. Ni pidas ninguna tapa que no esté protegida en una vitrina refrigerada.
  • Cuidado con lo que bebes: No tomes agua del grifo, no cubitos, si el país al que viajas no ofrece suficientes garantías en cuanto a su total potabilidad. Bebe agua embotellada que haya sido abierta en tu presencia. El té u otras infusiones sí que puedes tomarlos con tranquilidad, pues su agua se ha hervido.
  • Usa repelente de insectos: en cualquier zona del mundo, en época de verano, los mosquitos pueden transmitir leishmaniosis.
  • Cuidado con el sol: si viajas en verano, usa siempre protectores solares resistentes al sol y con un factor de protección alto. No olvides tus gafas de sol, y sombreros si hace falta…

De vuelta a casa

  • Evita el JET LAG.
  • No descuides la medicación. Algunos fármacos, por ejemplo los empleados contra la malaria, debenseguir tomándose al regresar durante un tiempo determinado.
  • Visita al médico si tienes cualquier molestia al volver.

!Buen viaje !


Dejar un comentario