Isla Tortuga, isla paradisíaca en Venezuela

Etiquetas: .

Isla La Tortuga se encuentra al sur del Mar Caribe. La Guaira y La Isla de Margarita la rodean casi equidistantemente. Y es a esta última a quien le sigue en extensión, siendo así la segunda isla más grande de Venezuela.

Isla Tortuga Venezuela Isla Tortuga, isla paradisíaca en Venezuela



Isla Tortuga, naturaleza en todo su explendor

En 194 kilómetros cuadrados se aglutina la pureza del aire, la blancura de la arena y la transparencia del mar, sin intervención de la mano del hombre excepto por dos caseríos de pescadores y una posada. El conjunto de cayos, islotes y superficie central la hacen única en el mundo, con una cubierta de caliza coralina en casi toda su extensión.

En La Tortuga se escondían piratas durante el siglo XVII, atraídos además por su riqueza animal, como reptiles (entre los cuales se cuentan las tortugas que tanto sorprendieron a Ojeda para designarle ese nombre), aves migratorias, peces y langostas.

La Tortuga es de interés para los paleontólogos, ya que en ella se han hecho hallazgos de fósiles que sin duda han ayudado a que estos estudiosos consigan más respuestas acerca del pasado de la existencia humana.

Bucear en Isla Tortuga, en “La Herradura”

Si es amante del buceo, en La Tortuga se puede deleitar con la riqueza de barreras coralinas y taludes. En la zona llamada “La Herradura”, con 1600 metros aproximados de longitud, suelen agruparse personas que emprenden en conjunto incursiones bajo el mar.

Alojamiento en Isla Tortuga, sólo siete habitaciones

Hay un solitario paradero turístico en esta isla, gracias a lo cual todavía conserva su condición cuasi virgen. Se trata del Rancho Yemayá (www.ranchoyemaya.com), con una calidez que vale por dos. A través de su página web se pueden conocer más detalles e incluso hacer con antelación las reservaciones de alguna de las siete habitaciones con las que cuenta.

A La Tortuga se llega preferiblemente por vía marítima. Si es aérea, sólo se admiten avionetas de hasta siete puestos.


Dejar un comentario