Isla de Ometepe, en Nicaragua


   
25 julio 2009. Categoría: Islas paradisíacas, Nicaragua Etiquetas: .

Ometepe es una isla ubicada en el Lago Nicaragua y es algo que nadie que visite ese país se puede perder. Son en realidad dos islas volcánicas que tienen sólo unos pequeños asentamientos y algunos cultivos pequeños de café. La isla está formada por dos volcanes activos el más alto tiene 1.600 metros: el Madera y el Concepción.

isla ometepe 300x207 Isla de Ometepe, en Nicaragua

Isla de Ometepe


Su superficie es alrededor de 270 kilómetros cuadrados y en la isla viven más o menos 35.000 personas, la mayoría se dedican a la agricultura, en particular en el cultivo del plátano.

Uno de los lugares más recomendados en Ometepe es la Reserva Charco verde que es una reserva natural con una abundante vida salvaje y que está ubicada en la parte sur de la isla. Allí se puede nadar, hacer senderismo y kayak. También se recomienda alquilar una bicicleta y recorrer toda la isla por cuenta propia.

Playa Santo Domingo es sin duda, una de las más bellas playas blancas de la isla y con más de 3 kilómetros de anchura. Los que visitan la playa pueden disfrutar de las bellezas y de la paz que allí se encuentra.

Cómo llegar

Para llegar a la isla de Ometepe se puede tomar el barco de Granada y después de 4 horas se llega a Altagracia o de Rivas más precisamente del puerto de San Jorge para llegar con una hora de navegación a Moyogalpa. Hay barcos pequeños de madera que llevan solamente personas y el ferry.

Hay gran variedad de especies animales y vegetales entre las cuales algunas son autóctonas. Se encuentran también lugares de interés arqueológico que data a más de 2000 años. Se pueden encontrar maravillosas playas de arena blanca para bañarse.

Rituales mágicos

Desde tiempos remotos el volcán Maderas era un lugar sagrado conocido como Coatlán : “Lugar del Sol” o “Lugar donde vive el Sol”, mientras que el Concepción era denominado antiguamente Choncoteciguatepe o “Hermano de luna” y tiene uno del los conos más perfectos del planeta.

En las faldas de ambos volcanes se realizaron todo tipo de rituales mágicos desde los tiempos más remotos y los aborigenes mantenían una religión politeista. Sus calendarios, que fueron descubiertos grabados en algunos petroglifos, contaba con 18 meses y de 20 dias, así que los años tenían 360 dias. Cada 52 años, según la creencia, se producía una crisis cósmica, por lo que acostumbraban a almanecer alimentos y agua a la espera de esos altercados cósmicos con los que los eclipces, que los indigenas conocian bien, estaban relacionados.


Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. tania soza morales dice:

    linda mi nicaragua y esa maravilla de isal que tenemos que se encuentra en una de las 7 maravillas del mundo