El observatorio en Chichén Itzá


   
18 mayo 2009. Categoría: Mexico Etiquetas: , .

El caracol y observatorio astronómico de Chichén Itzá es uno de los edificios más importantes de la ciudad sagrada de los Itzáes. Algunos investigadores descubrieron que en los muros de la cámara de observación había pequeñas aspilleras visuales, orientadas hacia los cuatro puntos cardinales.

observatorio 300x204 El observatorio en Chichén Itzá

El Observatorio


La construcción consta de varias superposiciones de edificadas durante el período que los arqueólogos denominan Transicional o Interregnum, posterior a la caída, época en la que Chichén Itzá empieza a tener influencia tolteca y a desaparecer el atiguo arte maya.

La primera construcción yace sobre una gran plataforma rectangular de 67 metros de norte a sur, 52 metros de  oriente a poniente y 6 metros de altura. Consta de un basamento con muros en declive, una cornisa de esquinas redondeadas y una escalinata con balaustradas en el lado occidental.

Sobre ésta, se edificó una torre cilíndrica de 16 metros de altura cuya estructura está dividida en una sección constituída por una base sólida y otra intermedia que consta de dos galerías interiores y circulares en forma de espiral, da a otro nivel más alto, donde se encuentra una pequeña cámara abovedada que se utilizaba como observatorio. Se le llama El Caracol por la forma de las escaleras.

Después se edificó una plataforma circular de 11 metros de diámetro y 3.70 metros de alto, posiblemente con el objeto de reforzar la primera. Esta segunda estructura está ornamentada con una cornisa y varios mascarones del dios Chak.

Posteriormente se le agregó una terraza de 20 metros de largo y 6,5 metros de ancho, y otra plataforma de 24 metros de largo con una escalinata en el lado oriente, circundada por numerosos braseros de piedra en forma de cabezas humanas.

En la parte sur de la escalinata se encuentra un templete con una terraza. Las superposiciones de las terrazas parece ser que se colocaron en diferentes etapas después de haber levantado la primera construcción, especialmente las que tienen muros inclinados.

A poca distancia de la gran plataforma se encuentran restos de algunas pequeñas edificaciones, entre ellas un baño de vapor sin techo y al lado, una tina circular empotrada en el suelo, que contienen varios escalones y que llenaban de agua por medio de una cañería.

Durante este período, la única construcción redonda que edificaron en el territorio maya fue el Caracol. Posiblemente se hayan inspirado en algunos templos de forma similar, dedicados al dios del viento en la región huasteca, y en Chichén Itzá, al dios Quetzalcóatl.

Dejar un comentario